Me gusta tanto contar esta historia, que puede que muchos ya la conozcan…
.
Me centro en el año 2014, mi padre había fallecido hacia 3 meses de un largo cáncer.
.
Un día normal en el trabajo se presenta en el taller un cliente como cualquier otro y me cuenta: – “Tengo un encuentro con el Papa Francisco, y quiero regalarle una Virgen”😃. Desconfiada🤔, le expliqué que la única Virgen que tenía para venderle estaba en la vidriera. Se trataba de un trabajo especial ya que no fue aceptado por la persona que me lo había encargado, ¡El único rechazado hasta el momento‼.(Esa puede ser otra historia para contar cuando un trabajo hecho con “las manos”, no gusta). Al hombre, que encima necesitaba la Virgen cuanto antes, le gustó la obra que le mostré y se la llevó.☺️ Una semana después me llega un mensaje de mi cliente, consistía en dos fotos del Papa Francisco sosteniendo mi Virgen y con su mano tocando el corazón en relieve que le hice.❤
.
Mi emoción fue instantánea: 😭 y una sensación de protección me inundaron cuando el único trabajo que me habían rechazado lo acarició el mismísimo Papa.
.
💫🌈🌈🌈🌈🌈🌈🌈🌈🌈🌈🌈💫

Wishlist 0
Continue Shopping
WhatsApp